“La mano peluda” se volvió de culto, gracias al sello que le imprimió Juan Ramón Sáenz, fallecido en mayo de 2011 a los 40 años de edad. Sus seguidores consideraban a Sáenz como un «maestro de la narración» radiofónica al servició del terror y esto queda claro en algunas de las particularidades y momentos más recordados del programa, ya sea dentro de su transmisión o en torno a ella.

Cerrar menú