Diccionario de Sueños
Categorías

Consagrando el Agua y la Sal

image

Apuntando a la Sal: “ Yo te exorcizo, criatura de la tierra, por el Dios Viviente (+), por el Dios Santo (+), por el Dios Omnipotente (+), para que puedas ser purificada de todas las influencias malignas en el nombre de Adonai, Señor de los Angeles y Hombres…”

Extendiendo la mano sobre la Sal: “Criaturas de la Tierra, adorad a vuestro Creador. En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, Yo te Consagro (+) al servicio del Cristo y de su Obra. Amén…”

Apuntando al Agua: “Yo te exorcizo, criatura del Agua, por el Dios Viviente…Etc.”

Extendiendo la mano sobre el Agua: “ Criaturas del Agua, adorad a vuestro Creador. En el Nombre del Padre, que decretó un Firmamento en medio de las Aguas, del Cristo, su Hijo y nuestro Salvador, y del Espíritu Santo, Yo te consagro (+) al ser vicio del Cristo y de su Obra. Amén…”

Arrojando la Sal en el Agua: “Te rogamos, Oh Dios, Sr. Del Cielo y de la Tierra y de todo lo que existe en ellos tanto visible como invisible, que extiendas la mano derecha de tu Poder, sobre estas criaturas de los elementos y las Santifiques en tu Santo Nombre. Concede que esta Sal pueda hacer la Salud del Cuerpo y esta agua la Salud del Alma, Para que todas las influencias negativas del mal puedan ser barridas por el Cristo Nuestro Salvador y su Poder. “!!Criaturas de los Elementos, Yo Proscribo el mal que existiese a vuestro alrededor y hago caer sobre vosotros el Conjuro de la Santa Iglesia de Cristo…!!”

“Padre Nuestro que desde los Cielos del Espíritu nos cobijas en el Amor de tu CORAZON. Santifica nuestro Verbo para que seamos dignos mensajeros de TU NOMBRE. Danos tu Luz para que podamos instaurarnos sobre el AMOR y la JUSTICIA en el perfecto equilibrio de la CONCIENCIA. Hágase tu Voluntad en tu plan de Evolución para todos los Seres y cúmplase la Ley única del AMOR. Concédenos el pan de tu SABIDURIA; a través de nuestro trabajo diario en el Sendero hacia Ti. Haznos dignos de conquistar tu PERDON y que éste lo reflejemos en las ofensas con las que nos purifican nuestros hermanos. Danos la firmeza y la VOLUNTAD necesaria para soportar los vientos de las Pruebas y Dolores por la Humanidad que no te siente todavía y líbranos del Mal de la Gran Ilusión y del engaño de los Sentidos.

¡Que así sea!