Diccionario de Sueños
Categorías

Especias que nos llenan de vitalidad y alargan la juventud

Estas plantas medicinales tienen un delicioso uso en la gastronomía.

Conoce sus propiedades y formas de aplicación.

Antes que todo, decir que estas verdaderas medicinas pueden estar al alcance de tu mano en cualquier momento, e inclusive en tu departamento, si las cultivas en un pequeño huerto. Esto hace que su uso sea mucho más frecuente y puedas experimentar con los sabores en tus comidas, aguas depurativas e incorporándolas en tus baños de tina que de todas maneras te hacen sentir renovada.

El romero es energizante, desinfectante, abre el apetito y combate úlceras. Es un agente de sabor y belleza. Es muy penetrante que lo hace ideal para la preparación de estofados de cerdo y para condimentar pescados. Para las vegetarianas, la lazaña de berenjenas y tomates queda especialmente deliciosa. El secreto está en frotar con las manos una pequeña ramita y dejar que vayan cayendo uno a uno los palitos de romero sobre la preparación. Un deleite.

El comino es una especie propia de la cocina chilena. Todo adquiere un sabor criollo y festivo, ideal para estas fechas. Los pinos sean con o sin carne quedan deliciosos. Lo mejor es que este condimento sirve para disminuir la flatulencia, el mal aliento e incluso tienen propiedades sedativas, por lo cual su consumo siempre nos hará mantenernos despreocupadas y contentas.

La canela es un potente diurético. Ocuparla en preparaciones dulces, aminora el efecto en tu peso. Es una bomba de enzimas depurativas combinada con miel. En el arroz o sémola con leche es un clásico impecable que te hace volver a los más primitivos recuerdos de infancia, rejuveneciendo tu espíritu. El agua o té con canela, podría aminorar bastante tus dolores menstruales e incluso las infecciones provocadas por la humedad.

especias especiales

El fuerte color de la cúrcuma,  y su exótico sabor y aroma que proviene del jengibre, te llevan de forma inevitable hacia la sensualidad. Tiene poder antioxidante que combate los radicales libres, principales agentes de envejecimiento celular y puede ser un efectivo antinflamatorio para quienes tienen problemas con las articulaciones. Es infaltable ingrediente de mi guiso de zapallo italiano con zanahoria y champiñones. Liviano, ideal para la cena.

El pollo con jengibre, pimentón verde y lemongrass, es un plato fresco especial para sentirse armonizado. Fortalece el sistema inmunológico y reduce los dolores de cabeza. Proveniente de la india de seguro es un condimento obligado previo a la práctica del saludable Kamasutra.
El ajo desintoxica y sube el ánimo. El dicho “ajo para el carajo” no es un chiste vulgar, sino una cuestión muy cierta. A pesar que supone mal aliento y de espantar hasta a las moscas, aumenta la líbido. Las semillas de mostaza son un potente vasodilatador por lo cual la combinación de ambos puede resultar en un plato afrodisíaco. Cocinar espinacas con crema y queso y añadir estos prodigios puede dejarte cantando “like a virgin”.

Nunca me falta orégano porque tengo dos macetas con esta hermosa planta en mi huerto de departamento. Lo ocupo en pizzas y por supuesto en el tomaticán. Sus beneficios van de ser un antinflamatorio, antioxidante, antitumoral y protector del hígado hasta sus propiedades de antiflatulencia y para aminorar el dolor menstrual. En exceso puede disminuir la líbido, cuestión que también nos ayuda a concentrarnos en actividades donde el intelecto o la inocencia deben ganar terreno. Una buena forma de volver a ser núbil y prístina.
El laurel llena de vigor y seguridad, es sinónimo de triunfo. Lo ocupo especialmente para aliñar la salsa bechamel. Es un elemento infaltable que da fuerza a tu comida, llenando de pasión tus platos y por supuesto a los comensales. Si eso no es juventud, entonces ¿qué podría serlo?.
El tomillo queda muy bien con el cordero y vino blanco. Me encanta porque es un tónico natural muy poderoso no solo para el cuerpo, sino para la mente y el espíritu. Además tiene mucha vitamina C, por lo cual ayuda a superar el resfrío.

La albahaca es mi planta favorita. El pastel de choclo, las humitas, los porotos granados, las ensaladas de tomate, el pesto, parecen un milagro de dioses gracias a su enorme aporte a los sentidos. Las limonadas con albahaca tienen la propiedad de hacerme sentir alegre, jovial, llena de vida.

Fuente: http://www.veoverde.com